MADRID, 16 Sep. (Portaltic/EP) –

   Alphabet anunció a principios de año el cierre del proyecto Loon, con el que pretendía llevar Internet a todo el mundo con globos en la estratosfera, pero la experiencia obtenida se ha materializado en Taara.

   Taara tiene el objetivo de llevar la banda ancha a zonas donde no llega la fibra, bien sea por cuestiones geográficas o por el coste de esta tecnología. Por ello, se basan en las comunicaciones inalámbricas ópticas, con las que sacrifican «una pequeña cantidad de fiabilidad de la señal», para ofrecer Internet rápido y barato.

   El proyecto se ha probado entre Brazzaville (capital de República del Congo) y Kinshasa (capital de la República Democrática del Congo), dos ciudades separas por menos de 5 kilómetros pero entre las que discurre el río Congo. Aquí, la instalación de fibra obligaba a un despliegue de 400 kilómetros para bordear el río, lo que significa que Internet es cinco veces más caro en Kinshasa.

   Para este proyecto, Alphabet colabora con Liquid Intelligent Technologies. Las dos compañías han instalado enlaces en la red de fibra para poder retransmitir haces de luz por encima del río y ofrecer conectividad donde antes no la había.

   En el blog del proyecto, el director de Ingeniería de Taara, Baris Erkmen, afirma que los enlaces proporcionaron casi 700 TB de datos, lo que equivale «a ver un partido de la Copa Mundial de la FIFA en HD 270.000 veces, en 20 días con una disponibilidad del 99,9%».

   En enero, Alphabet anunció el cierre el Loon después de años de trabajo debido a los problemas que habían encontrado para reducir el precio, principal razón de este proyecto, que buscaba llevar Internet a las zonas rurales o remotas a través de globos situados en la estratosfera.



Source link