domingo, abril 2, 2023
Inicio Noticias Internacional Arqueología musical 2

Arqueología musical 2

0
209


Parece que no terminó de desagradar la última incursión en el pasado bizarro de los grandes músicos de décadas pasadas. Y es que de la mano de desinteresados creadores, ahora y como nunca, tenemos acceso a piezas de absoluta trastienda que nuestra televisión nunca pudo emitir y de otro modo jamás veríamos. Por ejemplo, ¿nos colamos en el backstage de uno de los eventos más importantes de la Historia?

Nos vamos al 13 de julio de 1985, en el mayor concierto de todos los tiempos. Llegamos en helicóptero y pasamos un rato nervioso antes de salir al escenario saludando a Lady Di, bromeando con Phil Collins, viendo cómo se sienta George Michael, o en la zona VIP con Sting. Todo en calidad amateur, todo auténtico, todo “off the record”.

Nunca antes se pudieron ver los preparativos entre bastidores antes, durante y después del espectáculo que cambió la música en directo para siempre. Unos conciertos que fueron vistos entonces por alrededor del 40% de la población mundial. Después, y en parte gracias a los documentales, la película Bohemian Rapsody, y al mismísimo Youtube, se diría que ya quedan pocos seres humanos que no hayan visto alguna vez a Freddy Mercury sobre el escenario en ese evento clave en la Historia de la música en directo. Ese instante en el que se paró el tiempo fue magníficamente interpretado por Rami Malek, que ensayó hasta la extenuación incluso su forma de caminar. Pues precisamente, ya que buscamos rarezas, encontremos esta comparativa interesante entre el de Zanzíbar y Mr. Robot. Mejor con auriculares. Por el lado izquierdo sonará el film y por el derecho, el sonido real del concierto.

Sin salirnos de Queen, ¿quién no hubiera pagado una suscripción de TV por cable al estilo norteamericano para ver la actuación de “la reina” en el mítico SNL, Saturday Night Live, tres años antes de Live Aid?

… O quizá unos cuantos vídeos domésticos de Mr. Mercury…

En el capítulo de vídeos domésticos, unos de Elvis de 1957 no pueden faltar.

Si alguien ha tenido alguna vez curiosidad por asomarse tras el escenario de un concierto de rock, este “cámara al hombro” recorriendo los entresijos de un montaje tan enorme, pueden ser de interés para los amantes de la música en vivo. La banda, Def Leppard. Curiosamente, el volumen se corta durante un minuto debido a una reclamación de derechos de autor de la canción que está sonando en el escenario.

Todos los grandes eventos deben “acabar arriba”, como se suele decir en el argot. Pues en el Universo de las grabaciones de estudio, hay también un hito llamado “We Are The World”, que fue capaz de unir a las mayores estrellas de la música de los 80. La acción, capitaneada por Michael Jackson, dio origen a las innumerables colaboraciones entre artistas con un objetivo humanitario que vendrían después.

Aquel 28 de enero de 1985, en el momento en el que interviene la pequeña gran Cindy Lauper, se produjeron momentos que todos los amantes de la música hubiéramos querido vivir, de pie, entre ellos. Aquí van:

Podemos ver como lo que hizo Cyndi fue sobresaliente, y podemos asistir con el valor añadido de estar entre bastidores. Es muy interesante comprobar cómo resolvió y mejoró su solo de una toma a otra, el fraseo, la expresión y más detalles que, precisamente, son una parte importante del bello arte.





Source link