Decenas de personas se han reunido en las inmediaciones del Ayuntamiento de Barcelona para dedicar una sonora pitada a la alcaldesa Ada Colau, a la que la oposición había acusado de «blindar» la Plaza Sant Jaume para evitarse el escarnio. Convocados por colectivos como el grupo antiColau, PARC y opositores al gobierno cubano -críticos porque La Habana sea este año la ciudad invitada de la Mercè- se han manifestado de forma sonora contra la alcaldesa.

Bajo el lema «sillas vacías, calles llenas» muchos activistas han denunciado en redes la organización del pregón, con la Plaza Sant Jaume cerrada a todos los que no se hubieran registrado previamente para asistir al Toc d’inici con el que arrancan las fiestas de La Mercè tras el pregón.

El número dos del Ayuntamiento, Jordi Martí, defendió este miércoles el cierre de la plaza, asegurando que formaba parte de las medidas reclamadas por el Procicat para evitar que las fiestas se conviertan en focos de contagio del Covid.

Pero desde la oposición, especialmente la líder de Junts, Elsa Artadi, acusan a Colau de haber intentado evitar así una pitada como la sufrida en las fiestas de Gracia, cuando fue abucheada por colectivos independentistas pese a haber escogido a Jordi Cuixart como pregonero.





Source link