Aunque hoy día ya parece un mal recuerdo del pasado, apenas han transcurrido un par de años desde que la COVID nos obligó a todos a confinarnos en nuestros hogares, en un evento que pocas veces se había visto en la historia reciente de nuestro país. Algo que obligó a cambiar numerosos hábitos de vida y que ha implicado una aceleración en la adopción de tecnología en muchos sectores. De hecho, muchos de los trámites que antaño debían hacerse presencialmente por obligación, hoy día se pueden hacer a través de Internet. Lo mismo pasa con nuestras compras, lo que se percibe en el fuerte crecimiento que el sector del comercio electrónico ha tenido en España en los años en los que la pandemia ha estado más presente.

 

Esta transición tecnológica también se ha percibido en otros sectores, como el del juego online. La prueba la tenemos en cómo muchos de los principales casinos de nuestro país, tales como Juegging, han ido adaptando sus plataformas para ofrecer más opciones a los jugadores para disfrutar de sus juegos favoritos de forma remota. Aunque lo veremos a lo largo de este artículo, estas son las áreas que más han cambiado en este tiempo.

 

  • Tecnología y sistemas: para una mayor estabilidad.
  • Oferta de juegos disponibles.
  • Seguridad de los casinos.
  • Servicio de atención al cliente, reforzado pese a las circunstancias complejas.

 

Detallaremos todos estos aspectos a lo largo de nuestro artículo.

 

Un poco de historia

 

Antes de evaluar cómo han cambiado los casinos online en este periodo de 3 años, es importante hacer un pequeño ejercicio de memoria. Cuando comenzó la pandemia, allá por marzo de 2020, el sector venía de una regulación reciente, que apenas llevaba 3 años en curso. Además, durante este tiempo se habían producido algunos cambios en esa base legal que habían modificado también los patrones tecnológicos que se podían aplicar a los juegos de los casinos online en España.

 

Es necesario saber que la actual Ley de juego vigente en el país establece tanto los juegos disponibles como los requisitos y características de cada uno de ellos. Algo que limita parcialmente la aplicación de tecnología, dado que para que esta pueda implementarse, es fundamental que la misma esté recogida en esa norma. No obstante, es cierto que el desarrollo ya había sido considerable, en una especie de desarrollo inicial del juego en España.

 

Los cambios durante la COVID

 

La llegada de la COVID y del confinamiento nos supusieron una situación que prácticamente ningún español había vivido antes. Algo que nos lleva a cambiar nuestros hábitos diarios y también a buscar nuevas formas de entretenernos durante esos días. En ese aspecto, las limitaciones al tráfico de Internet que se impusieron por parte de los operadores para impedir los colapsos podrían haber sido un posible inconveniente en la actividad de los casinos online. No obstante, estos supieron adaptar sus estructuras adecuadamente a fin de aprovechar la cobertura disponible, manteniendo inalteradas sus operaciones y ofreciendo a aquellas personas que deseaban toda la suerte en estos días, una opción para hacerlo.

 

Otro cambio visible durante este tiempo fue la aceleración de los procesos de digitalización de aquellos casinos online que no lo habían hecho ya con las últimas tecnologías. Pensemos que las salas necesitan de juegos desarrollados en tecnologías específicas para ofrecer a los jugadores la posibilidad de probar suerte en dispositivos móviles o tablets. Hablamos, en concreto, del lenguaje HTML5, que permite la retrocompatibilidad entre dispositivos. Esto permite que con un mismo lenguaje de programación se pueda jugar cómodamente en un tablet, en un PC o en un portátil.

 

Al respecto, tanto los proveedores de juegos como los propios casinos aceleraron sus procesos de desarrollo. Dado que finalmente el confinamiento por la COVID tuvo un carácter mundial, la demanda de juego online se incrementó de forma considerable y esto se tradujo en una mayor demanda de juegos adaptados a esos nuevos dispositivos móviles. Por lo tanto, una pandemia tuvo la capacidad de acelerar ese proceso de transformación y modernización de los casinos online, que perseguían así la posibilidad de mantener satisfechas las demandas de sus clientes.

 

Un mercado post COVID

 

Superado ya lo más complicado de la pandemia, y ya que en nuestros días ya empieza a remitir y casi está asimilada por los gobiernos como una enfermedad más del calendario, conviene echar un vistazo para ver cómo ha sido la evolución de esa adopción tecnológica en los casinos. El principal detalle lo encontramos en la implicación que los desarrolladores y los propietarios de los casinos han tenido a la hora de implantar las tecnologías más modernas en sus páginas.

 

Si echamos un vistazo a cualquiera de los casinos que opera actualmente en nuestro país, veremos una oferta muy completa de juegos, a la que podemos acceder desde cualquier dispositivo. Entre ellos no faltan ni las más modernas tragaperras ni tampoco las ruletas en vivo, muy interesantes opciones para probar suerte. Toda esta oferta, obviamente, habría acabado por llegar a los casinos online españoles con el paso del tiempo. Pero sí es cierto que la situación de pandemia ha acelerado ese proceso de transformación, lo que obviamente beneficia a los jugadores.

 

En paralelo, también se ha producido un considerable incremento relacionado con las partidas destinadas a la seguridad. En un contexto en el que el número de jugadores se incrementa y los sistemas deben soportar una mayor tensión, mantener la seguridad de los fondos de los jugadores es una prioridad. Una ventaja que se mantendrá en el futuro, pues esas tecnologías implantadas en materia de seguridad en los casinos online seguirán presentes por mucho tiempo.



Source link